Rising Con Barcelona

Ir abajo

Rising Con Barcelona

Mensaje  Calista el Vie Ago 27, 2010 2:08 am

Articulo sobre la Rising con en España, ojala los podamos tener pronto por aca ^^


Rising Con Spain Convention 2010 - La crónicaPor Eduardo Serradilla

Mi primer contacto con la Rising Con Supernatural Spain Convention fue gracias a una de las postales que se podía encontrar en la sala de prensa del Festival de Cine Fantástico de Sitges 2009.

Admito que tengo cierta querencia por mirar todos los papeles, postales, tarjetas, carteles y demás soportes publicitarios que suelen llenar las mesas y las paredes de dicha sala, mientras se desarrolla el evento. No obstante, una vez leída en su totalidad, mi sorpresa fue mayúscula al comprobar que, a pesar de estar escrita en inglés, la convención que anunciaba la postal se iba a celebrar en la ciudad de Barcelona, en el verano del año 2010.

Una vez regresé a casa, después del festival, me puse en contacto con la empresa KLZ Events, responsable de la organización del evento, solicitando información y los requerimientos necesarios para obtener una acreditación de prensa. Al día siguiente, recibí un e-mail de sus responsables, dos jóvenes emprendedoras, las cuales habían decidido cambiar su papel- de aficionadas de la serie Supernatural a organizadoras de eventos- por uno mucho más activo, aceptando con ello, el reto que siempre supone organizar cualquier tipo de acto.

Tras ese primer contacto, y después de conocer algo más sobre las motivaciones organizativas de Adela Ródenas y Marina Vilas, cuerpo y corazón de KLZ Events, coloqué la web oficial del evento en la sección de “favoritos” de mi ordenador y traté de mantenerme al día sobre las noticias que se iban sucediendo. De esa manera pude comprobar cómo, a medida que pasaban los meses, cada vez eran más los actores principales que se sumaban al evento así como otros elementos de interés.

Al final, la Rising Con Supernatural Spain Convention 2010 iba a reunir a Jensen Ackles (Dean Winchester); Jared Padalecki (Sam Winchester); James “Jim” Beaver (Bobby); Misha Collins (Castiel); y Samantha Ferris (Ellen), además del Chevrolet Impala de 1967, emblemática “cabalgadura” de los hermanos Winchester, todos en un mismo lugar. Con semejante cartel, no era difícil pronosticar el éxito de público que luego cosechara el encuentro.

Los meses pasaron y, casi sin querer, llegó el día de hacer la bolsa, coger un avión y desplazarse hasta la ciudad condal para asistir al encuentro con un más que nutrido grupo de fans de la serie televisiva protagonizada por los hermanos Winchester. Y si bien mi calendario profesional me remitía a primera hora del sábado doce de junio -momento en el que debería recoger mi acreditación de prensa así como el resto del material- decidí visitar la sede oficial del evento un día antes y así familiarizarme con el entorno.

Una vez allí, justo cuando se estaban entregando las entradas a los asistentes, pude comprobar que fue todo un acierto elegir el hotel Barceló Sants para desarrollar allí todos los actos. Muy bien comunicado, no en vano el edificio descansa sobre una de las estaciones ferroviarias más importantes de España y mejor dispuesto para dar cabida a todos y cada uno de los actos programados, el hotel Barceló Sants y sus instalaciones demostraron ser las más idóneas para que todos los asistentes pudiéramos disfrutar durante los dos días que duró el encuentro.

Ese mismo día y la mañana del sábado pude hablar con algunos de los responsables del establecimiento y me comentaron que para ellos, un evento como la Rising Con no dejaba de ser una novedad, pero que, visto lo visto, la experiencia estaba resultando del agrado de todos. La verdad es que, salvo para aquellos que hemos viajado a otras partes del planeta para cubrir eventos de estas características, la Rising Con supone toda una novedad en nuestro país y permite a los aficionados españoles disfrutar de este tipo de encuentros, sin tener que viajar fuera de nuestras fronteras.

También me sorprendió, tanto el viernes como los dos días siguientes, el buen comportamiento, extremadamente correcto diría yo, de los asistentes, chicas adolescentes en su mayoría. Se tiene el prejuicio, muy generalizado y amplificado por los medios, el cual considera que un evento de estas características es sinónimo de adolescentes histéricas, llorosas y a punto del desmayo, cuando no empeñadas en apropiarse de la ropa interior de los invitados. La realidad, mal que le pese a los detractores de este tipo de reuniones, no pudo ser más opuesta y, salvo algún que otro grito cuando alguno de los actores aparecía por el pasillo para atender a cualquiera de sus requerimientos contractuales, el ambiente no pudo estar más relajado. Tampoco quiero decir que quienes pagaron por su entrada se sentaran en su butaca y dejaran pasar el tiempo, nada más lejos de la realidad.

Sólo quiero dejar constancia de que la Rising Con no fue un encuentro de adolescentes descerebradas, sino una reunión de personas que disfrutaban con las aventuras de unos personajes televisivos en su afán por librar al mundo del mal. Al final, la actitud general de los asistentes fue el mejor revulsivo para evitar que los encuentros programados con los actores invitados, o desembocaran en “lugares comunes” o en “frases tópicas y manidas”. Más bien ocurrió todo lo contrario y así lo expresaron todos y cada uno de los actores, “atrapados” por preguntas que les hacían tener que pensar, primero, y luego desarrollar elaboradas respuestas, muy alejadas de los monosílabos.

La verdad es que, en muchas ocasiones, deseé que algunas de las personas que se levantaban y formulaban sus preguntas acudieran también, como parte de la prensa especializada, a otros eventos que también cubro. Si lo hicieran, a buen seguro me libraría de la sensación de vergüenza ajena que me invade cuando estoy en ruedas de prensa y tengo que soportar las majaderías que “supuestos” profesionales acreditados preguntan a los entrevistados. Puedo decir que esa sensación, salvo en alguna ocasión –y que no tuvo que ver con ninguna de las preguntas- no me invadió durante los dos días que duró el encuentro.

Después viene la inmejorable actitud desplegada por los cinco invitados, así como la de los dos actores de doblaje de la serie en castellano, Claudio Serrano (Dean) y David Robles (Sam) quienes con su buena disposición y total entrega alegraron el evento de principio a fin. Serrano y Robles ejercieron de inmejorables maestros de ceremonia, tanto a la hora de presentar a los actores como indicando todos y cada uno de los actos que se celebraban, a la misma vez que los actores desplegaban sus encantos en el escenario. Un escenario, todo sea dicho, el cual con unos pocos elementos –dos pequeñas vallas de seguridad, iguales a las que jalonan las carreteras de cualquier país del mundo, un par de troncos secos, dos neumáticos y un pequeño tramo de carretera- resumía buena parte del espíritu de la serie televisiva.

Si nos ceñimos a la intervención de cada uno de los actores, hubo para todos los gustos y paladares. Los encargados de abrir el encuentro, después de disfrutar con un montaje video gráfico que nos puso en situación, fueron Jensen (Ross) Ackles y Jared (Tristan) Padalecki, los hermanos Dean y Sam Winchester. Ambos actores, los más buscados por las cámaras de las aficionadas y por sus preguntas –en todas y cada una de sus intervenciones-demostraron la buena química que existe entre ellos después de 125 episodios y con una nueva temporada, la sexta, en pleno rodaje.

Lo curioso fue comprobar cómo en la vida real Jensen Ackles se asemeja mucho más al carácter de su televisivo hermano Sam y, por el contrario, Jared Padalecki tiene, en su vida real, más que ver con Dean Winchester que con el papel que desarrolla en la serie. Ackles, luciendo una barba que le daba un aspecto mucho más maduro y casi diría que reflexivo, cautivó a los asistentes con una forma de hablar muy reposada, agradable y con un carácter a ratos tímido y a ratos desenfado. De ahí que, sin necesidad de que nadie se lo dijera, no dudó en enseñar el color de su ropa interior, cuando un momento antes había enseñado su anillo de casado, un gesto que repitió, con cara muy orgullosa, en otras cuatro ocasiones.

El actor, lejos del divismo que tan poco ayuda al mundo del espectáculo, incluso llegó a pedir disculpas por el cansancio que, según él, dejó entrever durante la primera jornada –producido por el largo viaje desde los Estados Unidos. Sin embargo, para la mayoría de los asistentes, por no decir todos, su actitud fue de total entrega, tanto durante las preguntas como en el resto de los actos programados. A su lado, Jared Padalecki mostró, en todo momento, cara de estar “encantado consigo mismo y con la situación”.

Padalecki, un niño GRANDE en el más amplio sentido de la palabra, aceptó de buen grado el papel de hermano travieso y no paró de bromear con su compañero de reparto, con las asistentes y consigo mismo, en los momentos en los que estaba solo, respondiendo a las preguntas. Esto no quiere decir que no atendiera sus compromisos ni que respondiera con evasivas a la batería de preguntas a las que fue sometido. Al igual que el resto de sus compañeros, el actor tejano trató de contestar a todas y cada una de las preguntas y no dejar nada en el aire. Lo que ocurre es que la imagen que me viene a la cabeza es la de Padalecki jugando con la silla giratoria en la que estaba sentado, mientras respondía a las preguntas, con cara de “qué bien me lo estoy pasando”.

Ambos actores fueron el contrapunto perfecto para el evento, imprimiendo el ritmo necesario durante los dos días en los que acudimos a los salones del hotel Barceló Sants y se comportaron como unos teloneros de excepción para el resto de sus compañeros de reparto.

El tercer actor en aparecer en el escenario fue Misha Collins, más conocido como Castiel, el ángel que luego se revela ante una situación con la que no está del todo convencido. Collins, eslavo de ascendencia –su nombre completo es Misha Dmitri Tippens Krushnic- demostró lo agradable y a la misma vez difícil que puede llegar a ser hablar con un eslavo. El actor se mostró tan carismático como aparece en la serie, pero mucho más dinámico, atrevido y encantador. Por decirlo en pocas palabras fue, el perfecto anfitrión, algo que quedó palpable durante la subasta benéfica celebrada el domingo por la tarde, la cual condujo con una facilidad pasmosa, y con inmejorables resultados, todo hay que decirlo, aunque se reservó el derecho a no contar lo que no quería contar. No me entiendan mal, Misha Collins demostró un carisma y un aplomo que hizo las delicias de quienes acudimos a la Rising Con y eso siempre es de agradecer. No obstante, en muchas de sus intervenciones, el actor sorteó la respuesta hasta llevarla a su terreno y así poder controlar la situación a su gusto.

Es un derecho del entrevistado el reconducir las preguntas a las que se ve sometido y Collins, el cual ha coqueteado con la carrera política, sabe utilizarlo a las mil maravillas. Lo mejor fue comprobar cómo los asistentes habían hecho sus deberes, y conocían, al dedillo la carrera de Collins, llegándole a preguntar, incluso por su último trabajo, Stonehenge Apocalypse, película estrenada el primer día en el que se celebró la convención. El actor no solamente se sorprendió con los conocimientos de quien le hizo la pregunta –uno de los pocos chicos que asistió al evento -sino que le agradeció mucho sus comentarios.

Y frente a estos tres actores ya citados, jóvenes y con una larga carrera por cubrir, se sitúan los otros dos actores invitados. James Norman “Jim” Beaver (Bobby) y Samantha Ferris (Ellen), veteranos en estas lides. Ambos ejercieron durante la convención un rol muy similar al que desempeñan en la serie; es decir, de mentor y en madre, respectivamente, de todos y cada uno de nosotros.

Jim Beaver es entre muchas otras cosas escritor, amante de los idiomas, además de un veterano actor, e hizo gala de una tremenda sinceridad así como de una humanidad fuera de toda duda. Sus referencias a su hija de nueve años Madeline –fruto de su largo matrimonio con la actriz Cecily Adams- fueron las de un padre normal y corriente, el cual pasa bastante tiempo fuera de casa o en un trabajo que, al principio, no le convencía nada a la niña. Después, el actor nos sorprendió a todos con su dominio de un lenguaje tan complejo como lo es el japonés –algo que ya apuntó David Robles cuando lo presentó- al saludar a una asistente llegada desde el lejano país oriental.

No obstante, Beaver se ganó al público con pequeños detalles como la camiseta que lucía el primer día -impresa en varios idiomas, entre ellos el catalán- contándonos su querencia por coleccionar gorras o explicando sus sensaciones al tener que trabajar sentado en una silla de ruedas. Mientras esto sucedía todos, en mayor o menos medida nos sentíamos como Dean y Sam, sentados en cualquiera de las habitaciones de la casa de Bobby durante cualquier episodio de la serie de televisión. Y admito que esa identificación no es fácil de lograr cuando tu aforo es mayoritariamente femenino. Por ello, la valía del actor es doble.

Al final, fue el propio Beaver quien accedió a contarnos algo de la trama de la nueva temporada de la serie. Solamente nos dijo unas palabras, pero logró arrancar el mayor de los aplausos. “Its Awasome” y con eso bastó para que todos lo entendiéramos. No hizo falta nada más para que el actor terminara por cautivar a la audiencia de una forma totalmente distinta a la manera en la que Ackles, Padalecki o Collins lo habían logrado anteriormente.

En el caso de Samantha Ferris (Ellen Harvelle), la aguerrida dueña de bar Harvelle′s Roadhouse y madre de la menos beligerante Johanna Beth “Jo”Harvelle (Alona Tal)- su espíritu, sus experiencia y el rol maternal terminaron por impregnar los momentos en los que respondió a las preguntas de los asistentes. Y digo “rol maternal”, porque Ferris fue tremendamente sincera cuando habló de los problemas que se tienen al ser actriz y la manera de contrarrestarlos.

De ahí que, a la misma vez que dejó claro que le encanta ser actriz –algo que tampoco se cansó de repetir Jim Beaver-, Ferris recomendó que quien quisiera dedicarse al trabajo de actor, estudiara otra cosa antes o durante. Ella misma ejerció la profesión de reportera televisiva durante los años noventa, razón por la cual sabía muy bien de lo que estaba hablando. Otro elemento que la diferenció del resto de los invitados fue que la actriz ya ha terminado su trabajo en la serie.

Ellen y Jo fallecen en un intenso y emotivo capítulo de la quinta temporada titulado Abandon all hope, privando a los protagonistas de la figura maternal perdida tiempo atrás. De ahí que Ferris nos pudiera contar lo que se siente, el caudal de sentimientos, según sus propias palabras, que invaden a un actor cuando sabe que está a punto de rodar su última toma. Visto ahora, con la perspectiva que da el tiempo, pienso que tanto Jim Beaver como Samantha Ferris ejercieron no solamente de contrapeso moral y sentimental al encuentro, sino como si ejercieran de anclaje con la realidad de nuestro mundo –no en vano, sus personajes son los que suelen mantener la cabeza fría en la peor de las circunstancias- sin perder por ello ni un ápice de la magia que se presupone que deben mantener las convenciones de este tipo.

Retomando el tema de la identificación comentado al hablar de los momentos en los que Jim Beaver ocupó el escenario, con Samantha Ferris las asistentes no tuvieron ningún problema de identificación logrando colocarse al mismo nivel que Jo, como una hija más, compartiendo la vida en el Harvelle′s Roadhouse. Dejo para el final de todo, aunque ya hiciera mención más arriba, las experiencias vividas en medio de centenares de fans de Supernatural. Al llegar a este punto, lo normal es decir algo gracioso… algo así como, “Logré sobrevivir en medio de una horda de fans histéricas”, por poner un ejemplo rápido. La realidad que yo viví no pudo ser más distinta y todas y cada una de las personas con las que tuve la oportunidad de hablar así me lo expresaron.

Rising Con fue un evento pensado para las fans y organizado por dos personas que tienen muy claro lo que es ser aficionado a una determinada disciplina artística, aunque ésta sea una serie de televisión de género. De ahí que pusieran todo de su parte para lograrlo y, salvo los problemas inherentes a cualquier acto de este estilo, lo lograron. Y los asistentes no fueron ajenos a ello y premiaron su esfuerzo.

Además el encuentro demostró que, a pesar de la crisis, hay personas capaces de ahorrar el dinero que, por ejemplo, me regalaron por mi santo, cumpleaños, el día de reyes y alguna que otra propina extra para poder pagarme la entrada, el desplazamiento, la manutención y el resto de los gastos, tal y como me comentó una estudiante de periodismo llegada desde la ciudad de Madrid. Todo esto es algo muy a tener en cuenta, sobre todo porque desmitifica la imagen que se puede tener del mundo que rodea al género fantástico.

De lo que no me queda ninguna duda es del tirón que la iniciativa de KLZ Events tuvo entre los seguidores de la serie Supernatural, dado que durante los dos días conocí, además de visitantes llegadas desde todos los puntos de España –incluyendo Canarias-, jóvenes llegadas desde Francia, Alemania, Bélgica, Holanda, Italia, Luxemburgo, Dinamarca, Rusia, Ucrania, Canadá, Estados Unidos, Japón y varios lugares más, aunque no me fue posible hablar con todas y cada una de ellas.

Todas me contaron, más o menos lo mismo. Y casi todas me explicaron el tiempo que llevaban ahorrando para poder volar hasta Barcelona y asistir a la Rising Con. El resultado, y la lectura más positiva fue, sin lugar a dudas, la oportunidad de relacionarse con personas llegadas desde otros puntos del globo, con diferente forma de pensar y una apreciación distinta de los temas que conforman el esqueleto argumental de Supernatural. Interactuar con los actores, poder verlos, hacerles preguntas, fotografiarse con ellos es una experiencia única.

Sin embargo, conocer a personas con las que luego poder entablar una relación, ya sea física o vía Internet encierra la posibilidad de crecer como persona y desarrollarse en el mundo real, sin caer en la trampa de limitarse a un solo ambiente. Es por ello que siempre he sido defensor de este tipo de propuestas, sobre todo por el componente humano y siempre que eviten caer en los tópicos anteriormente comentados. Y creo que la Rising Con de Barcelona lo logró.

La fiesta terminó con los actores vestidos con la camiseta de la selección española de fútbol, y con la melodía de la sensacional película Bienvenido Mr. Marshall, aunque cantada con un talante muy distinto al que impregnaba la obra original de Luis García Berlanga. Jensen Ackles y Jared Padalecki respondieron a la cinematográfica canción española con el típico saludo tejano, ambos son de dicho estado norteamericano, emulando a los pioneros retratados por John Ford en sus películas.

Fueron dos días intensos, llenos de nuevas experiencias, salpicados de emociones fuertes, movidos al ritmo de apretadas agendas y con la sensación de querer sacarle al tiempo hasta el último segundo disponible.

Lo único que faltó fue el Chevy Impala del 67, el cual no pudo acudir hasta Barcelona por problemas en el transporte. Admito que hubiera estado bien ver de cerca un vehículo tan emblemático e impresionante como ése, pero lo cierto es que con el tobogán de emociones que se vivió en las instalaciones del hotel Barceló Sants, tampoco se echó tanto de menos.

Para junio del próximo año ya hay anunciada una nueva Rising Con en nuestro país, además de encuentros en Argentina y Brasil, también durante el año 2011. Las fechas son las mismas que las de este año, once y doce de junio, aunque todavía no se ha especificado la fecha en la web oficial de la empresa KLZ Events.

Solamente queda esperar que el próximo año el evento vaya a más, se puedan añadir algunos elementos más -tales como algún tipo de exposición dedicada a la serie y a los distintos formatos en la que ésta se desarrolla, además de la televisión- y los asistentes disfruten tanto o más que con la Rising Con de este presente año 2010.

El resto es algo que corre por cuenta de cada uno y hay que estar allí para poder contarlo. Y si quieren más información sobre los proyectos de la empresa responsable de la Rising Con 2010, visiten su web.


avatar
Calista
Admin

Mensajes : 226
Fecha de inscripción : 24/07/2010
Edad : 39

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rising Con Barcelona

Mensaje  lady el Vie Ago 27, 2010 6:49 am

Ahhhh, esto me motiva más a que allá una Con en Chile...yo quieron que lleguen AQUI!!!!!!!!!!!!!! Very Happy



avatar
lady
Trickters
Trickters

Mensajes : 138
Fecha de inscripción : 26/07/2010
Localización : Santiaguito

Ver perfil de usuario http://aluminadark.livejournal.com

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.